Cuando decidimos que definitivamente nos íbamos a ir a vivir a Shanghai, una de mis primeras preocupaciones fue el tema de las vacunas, porque mis bebés apenas tenían 6 meses y claro, estábamos en pleno proceso de vacunación. 

Todos/as sabéis que los primeros dos años hay un montón de vacunas, recordatorios, revisiones….y además me preguntaba si el calendario vacunal sería el mismo o no que estábamos siguiendo en España.

 Así que me fui a hablar con mi pediatra, que muy amablemente se puso en contacto con el Ministerio de Sanidad y la OMS y me tranquilizó muchísimo, porque la verdad es que cuando viajas a China no se recomienda poner ninguna vacuna especial, a no ser que vayas a ir a las zonas rurales.

Los seres humanos nacemos con más neuronas de las que necesitamos. Y estamos preparados para hablar cualquier idioma. Si durante los primeros años desde el nacimiento estimulamos al bebé en varios idiomas se crearán las conexiones neuronales que desarrollan determinadas zonas del cerebro fundamentales en el aprendizaje lingüístico. 

En caso contrario esas neuronas no serán necesarias y mueren. La muerte neuronal es un proceso totalmente normal, cuya causa parece encontrarse en la falta de conexiones sinápticas que la neurona establece. Si no existen estímulos, no se establecen conexiones, y la célula acaba aislada y termina por morir.

Quien de nosotras, si es madre, no ha vivido la experiencia tan apagadora de tener a su hijo en brazos, tan cerca como para sentir en nuestra piel el tremor rítmico y rápido de su corazoncito que late. Aunque para una mama’ es algo natural e instintivo tener así a su bebe’, esto culturalmente no siempre es aceptado.

Cuantas veces habrás escuchado comentarios del tipo: No lo tengas mucho en brazos porque lo vas a mimar!! Si no lo acostumbras a estar solito después serán dolores!

El problema es que estos comentarios llegan a menudo de las personas más cercanas a nosotras , tienen un peso no indiferente y son capaces de ponernos en conflicto con nosotras mismas y con nuestro instinto natural de ser madres.

Afortunadamente la ciencia está de nuestra parte. Numerosos estudios han comprobado como el contacto físico entre madre y bebe’ tiene múltiples beneficios tanto para ella como para su hijo.

Ya desde hace algunos años en muchos hospitales ha sido introducido el Kangaroo Mother Care, una técnica desarrollada en principio en un hospital de Colombia, para el cuidado de los prematuros

La técnica consiste en poner al bebe el mayor tiempo posible a contacto skin to skin con su mama en alternativa a la clásica incubadora.

 

Estimulación prenatal durante el segundo trimestre

 

La estimulación prenatal es un proceso que promueve una mayor capacidad de aprendizaje en los bebés dentro del útero materno. 

Según la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI) hay evidencias que afirman que durante la segunda mitad del embarazo, los fetos son capaces de ver, oír, sentir, experimentar movimientos y reaccionar ante determinadas estados anímicos de la madre. Los ojos, oídos, nariz, lengua, y principalmente la piel, perciben las sensaciones y provocan acciones determinadas; hoy se sabe que tú bebé puede ser estimulado antes de nacer.

Durante el embarazo puedes estimular a tú bebé de diferentes maneras, pero estos estímulos deben ser agradables y presentados de una forma organizada para que tú niño los aprenda y tenga efectos positivos a largo plazo en el bebé. 

 

Todos aquellos que tenemos hijos hemos podido comprobar la necesidad y las ansias de aprender que demuestran cada día, absorbiendo toda la información que pueden y experimentando cosas nuevas.

Existen numerosos estudios científicos que avalan que cuando nacemos, los seres humanos tenemos millones de neuronas en nuestro cerebro. Algunas se encuentran conectadas entre sí, para realizar las funciones básicas de la supervivencia tales como respirar, los latidos del corazón o los reflejos innatos. Pero la gran mayoría de conexiones neuronales están por realizarse, y depende de como se hagan estas conexiones podremos llegar a relacionarnos con el mundo que nos rodea de una forma o de otra. Y es en los primeros años de vida cuando se establecen la mayoría de estas conexiones entre neuronas. 

Con la Estimulación Temprana no se trata de acelerar ningún proceso del desarrollo, lo que se trata es de optimizar las capacidades del bebé. Con un programa de estimulación Temprana se ofrecen  a los padres pautas que les permiten ayudar a sus hijos en su desarrollo.