Hoy en día parece que no se puede aprender nada sin “jugar”. Todo tiene que ser un juego. Las primeras letras, los números, los colores, la ropa. Juegos y juegos infantiles los que se intercalan unas cuantas palabras o frases para que los niños “aprendan”.

Y no sólo los niños. Copiando la corriente educativa originada en Estados Unidos, el resto del mundo comenzó a jugar... y se olvidó de aprender. Porque hasta las clases para adultos en muchos casos se enseñan con juegos, en especial las clases de idiomas. Se tiene la idea errónea de que si se juega a lo que se enseña, se aprende más. Y nada más lejos de la verdad.

Se parte aquí de una preocupación que en sí es válida: que la enseñanza no resulte aburrida. Y sí, es cierto, la enseñanza a veces es muy aburrida. Pero hay que hacer una distinción entre “diversión” y “juego” y entre “jugar y “aprender”.

 

Veamos qué dice el diccionario de la Real Academia Española (DRAE)1:

jugar, según el diccionario es:

1. intr. Hacer algo con alegría y con el solo fin de entretenerse o divertirse.

aprender es:

1. tr. Adquirir el conocimiento de algo por medio del estudio o de la experiencia.

y ameno es:

1. adj. Grato, placentero, deleitable. Escritor ameno. Conversación amena.

Así pues, aprender requiere estudiar, lo que no tiene porqué ser aburrido. Puede ser ameno, es decir, grato o placentero. Pero estudiar requiere también esfuerzo, algo que no está contemplado en el juego y que los educadores están dejando de lado hoy en día.

Claro que es más difícil que los programas educativos sean amenos y que el profesor explique la materia de forma amena, interesante y motivadora. Por eso hay que inventar el jueguito de rigor que “endulce” la enseñanza y enmascare la falta de interés y motivación. Y ¿por qué no? que engañe a los estudiantes diciéndoles que van a aprender “sin esfuerzo”. Al final, es posible que los estudiantes se hayan divertido mucho y jugado a muchos juegos pero... ¿qué han aprendido?

Jugar es divertirse. Aprender es adquirir conocimientos mediante el esfuerzo.

Dos cosas distintas.

Dra. Cristina Bertrand

Método Keyi para aprender Chino. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

 

1Real Academia Española. (2001).Diccionario de la lengua española (22.aed.). Consultadoen http://www.rae.es/rae.html