Hoy finalmente nos hemos acercado a Will Foundation con el doble propósito de entregar los fondos recaudados para ellos en la pasada Fiesta al aire libre organizada por la Comunidad Latina en Shanghai, y también de conocer en persona a los niños del hogar de Will y a su fundadora Pilar Tan.

Nada más empezar la charla con Pilar te das cuenta de que estás frente a una de esas personas que están hechas de una pasta especial.

Durante los últimos años dedica su vida a Will Foundation, la organización que ella misma creó para dar oportunidades de futuro a una decena de niños con dificultades médicas provenientes de orfanatos chinos, no sólo procurándoles la asistencia sanitaria que necesitan, sino también facilitándoles  la formación, apoyo, educación y el amor de la familia que juntos han formado.

 

Pilar no sólo ha creado un auténtico hogar para estos niños. Con su trabajo ha conseguido formar una red de cooperación y voluntariado que apoya el proyecto participando en cubrir las necesidades del hogar de Will y consiguiendo financiación para su mantenimiento.

Cualquier ayuda es bienvenida.

Nosotras llevábamos algunos meses apoyando a Will Shop como voluntarias, pero queríamos conocer el hogar de Will personalmente.  Hoy lo hemos hecho, y la visita no nos ha dejado indiferentes. Hemos compartido unas horas con Pilar y los niños. Hemos conocido sus rutinas,  hemos disfrutado con sus juegos y sus sonrisas que se quedarán para siempre instaladas en un rincón de nuestro corazón.

Os invitamos a conocer un poco más a fondo el trabajo de Will Foundation visitando su página web www.willfound.org, y también a conocer personalmente a Pilar Tan escuchando su valiente historia de lucha por ofrecer un futuro a estos niños.

 

 

Puri y Marijo son dos maravillosas personas que dedican parte de su tiempo a colaborar como voluntarias, tanto con la Comunidad Latina como con Will Foundation.